William Knight, un hijo de El Bagre que triunfó en el Junior de Barranquilla

720
Fernando Fiorillo, William Knight y Didí Valderrama en sus épocas de jugador de Junior. Archivo EL HERALDO
-Anuncio-

Nació hace 61 años en el Bagre, Antioquia, pero apenas pisó Barranquilla se enamoró de esta ciudad. Su primer equipo fue Atlético Nacional, pero su adoración es el Junior, ese en el que brilló y se destacó a principios de los años 80, especialmente en 1983, cuando fue goleador.

William Knight vive agradecido con el fútbol, habla con sabrosura de sus épocas como jugador y no reprocha nada. “Me enamoré de Barranquilla y la defiendo”, dice con fuerza mientras saluda al Doctor Iván Chalela.

P.¿Qué hay de la vida de William Knight?

R. William Knight es un señor que está todavía metido en el fútbol, que está bien respaldado por su señora, que es administradora de empresas. Sigo en lo que es mi deporte y tengo una escuela de fútbol. Todo lo mío es deporte y eso me ha fortalecido mucho, me ha servido para seguir la secuencia que dejé en Junior.

Foto: El Heraldo
Foto: El Heraldo

P.¿Cómo nace William Knight para el fútbol?

R. Vengo del colegio mixto departamental del Bagre, Antioquia. Fuimos campeones de un torneo intermunicipal, me vio el profesor César López Fretes y me llevó al Atlético Nacional. Al principio mi papá estaba algo reacio, pero gracias a Dios todo salió bien y llegué al fútbol.

P.¿Cómo fue su infancia?

R. Yo nací en el Bagre, Antioquia, el 10 de noviembre de 1957. Vengo de una familia que es bastante extraña por el apellido. Mis abuelos paternos y maternos son de Kingston, Jamaica. Mi papá nació en el Chocó, yo en el Bagre, mi mamá es de Achí, Bolívar, y mi hija es de Medellín y el otro es de Barranquilla. Todo revuelto.  Mi infancia fue muy buena. Con unos tíos que me pechicharon mucho, le debo mucho a ellos. No le puedo criticar nada a la vida.

P.¿Cómo llega usted a Barranquilla?

R. Gracias a unos Juegos Nacionales. Estaba en las divisiones menores de Atlético Nacional y ahí conocí a Herrera, Sarmiento, Peluffo y otros jugadores. Esa vez nos enfrentamos a la Selección Atlántico que tenía a Fiorillo, Aguilar, Niebles y otros jugadores buenos. Todo ese grupo de diferentes departamentos.

P.¿Cómo llega al Junior?

R. Por intermedio de Papi Peña, pero con la venía de Fernando Fiorillo, Dulio Miranda y de Gabriel Berdugo. Yo jugué un partido contra ellos en Santa Marta y yo hice los tres goles. Ahí me pusieron el ojo y luego hable con la señora Adelita de Char. El presidente era Orlando Víctor Daccarett.

P.¿Qué aprendió en el Junior?

R. Muchas cosas. Yo venía de un fútbol como frío en el interior, en Junior aprendí a tener velocidad. Me gané a toda la hinchada juniorista, al Atlántico. Barranquilla es mi adoración, por eso sufro mucho con el Junior y me da rabia cuando el equipo pierde.

P.¿Qué clase de jugador era William Knight?

R. Un jugador rápido, pícaro, que hacía mucho esfuerzo tanto para el equipo como para mí. Apoyado con los compañeros míos, pero lo mejor de eso era la combinación para el gol. Mi ‘tío’ Édgar (Perea) se volvió hincha de nosotros y el mejor hincha de William Knight. ‘El Indio’ Solari ha sido el mejor entrenador que hemos tenido .

P.¿La anécdota que más recuerda con Junior?

R. (Risas)… La de la cagadita. Nosotros jugábamos un partido con el Deportivo Pereira. En ese tiempo Avianca tenía el ‘plan tortuga’ y el fútbol se iba a parar, pero la Fuerza Aérea Colombiana prestó todos sus aviones y se adelantó la hora del partido. Hubo problemas para comer y a mí me iban a dar galletas y tostaditas. Yo le dije al Indio Solari y al preparador físico que me dieran yuca, queso, una vaina que sienta que comí, pero al final yo no comí nada. Así me fui para el Romelio y cuando voy entrando el olor de ese poco de chicharrones se fue metiendo por el camerino, donde llegaron unos ‘manes’ y le llevaron unas butifarras a Galván para su señora y yo cogí y me comí cuatro butifarras. Eso me dio una diarrea porque me las comí con pellejo. En la cancha le dije a Dulio que tenía ganas de ir al baño y me dijo: ve. También le dije al árbitro que me diera permiso, y cuando la bola salió, arranqué a correr. Cuando llegué al camerino, me lancé con todo. Eso fue lo mejor que me ha pasado. Cuando regresé a la cancha, hice un gol de cabeza, pero nadie me abrazó. Abello decía: hey, no agarren a ese man que está cag…

P.¿Después de eso como fueron los días?

R. Me metieron una multa. El médico del club, Iván Chalela, me regañó y me repetía que si había comido algo, entonces tuve que decirle la verdad. Cuando le hice el gol al Pereira, la gente en el estadio me empezó a gritar cagón, cagón. Cuando salía me decían: ¿Qué más, cagón? Ese era el saludo.

P.¿Qué significa el Junior en su vida?

R. Todo. Lo único que le critico a Junior es que pierda. Me da rabia cuando pierde, no me he podido despegar eso.

P.¿Qué cree que le hizo falta conseguir con Junior?

R. Un título bueno. Fui campeón, pero no daban estrella, ganamos la Copa de La Paz. Como asistente del ‘Zurdo’ López sí logré el título.

P.¿El gol que más recuerda?

R. Me anularon un gol que bueno que le hice al Quindío. Dejé a cinco jugadores sobre la carrera y le metí un ‘meque’. El otro fue uno que le hice a Santa Fe desde unas 40 yardas. También uno que le marqué al Atlético Nacional.

P.¿Qué delantero de hoy en día cree que se parece a usted?

R. Me gusta mucho como juega y se divierte Chará. En el área creo que Teo tiene mi definición, pero sin duda alguna Chará. Yo era el Chará de la época.

P.¿El jugador que más admira de la historia de Junior?

R. ‘El Pibe’ Valderrama. Y con él que no pude jugar. Hacía fuerza lo trajeran a Junior en ese tiempo.

P.¿El delantero que más le gusta del Junior actual?

R. El hijo mío, Teo. Pero el Teo que conocemos, ese que juega en el área. En 15 metros te define, él tiene que estar en el área.

P.¿Por qué dice que Teo es hijo suyo?

R. Porque yo lo cogí desde pequeño, vivió en mi casa, hice buena amistad con toda su familia. También tuve a Machacón y a todos esos muchachos.

P.¿Qué piensa de la evolución que ha tenido Teófilo?

R. Como futbolista, bastante, todavía tiene que darse cuenta que tiene que madurar más. Que él es un ejemplo no solamente de Barranquilla, del club, que pesa mucho. Esos alborotos y esas cosas, eso no va con él. Tiene que echarle tierra a eso y seguir para adelante. Él es buenísimo.

P.¿Todavía le da consejos?

R. Claro, él tiene que dedicarse a hacer sus goles, a vivir su vida sabrosa y a respaldar esos pelaos que tiene.

P.¿Qué piensa del Junior de Alexis Mendoza?

R. Va a ser más directo, va a buscar más rápido el arco. Conozco a Alexis y siempre le ha gustado el gol. Cuando jugábamos siempre lo veía en el área rival.

P.¿Qué le dicen los aficionados cuando lo ven en la calle?

R. Le agradezco mucho a la gente de Costa Hermosa, de Simón Bolívar. Yo me he dedicado a amar a los barranquilleros. Quiero a Barranquilla con sus defectos y virtudes. Me da rabia cuando veo jugadores que no hacen el esfuerzo.

P.¿Qué es William Knight para el fútbol?

R. Uno de los mejores representantes. Tengo amigos en todos lados. No hice enemigos.

P.¿Qué le gusta después del fútbol?

R. Salgo mucho con mi señora a comer. Ella todavía va a los juegos míos. Es la mejor crítica que tengo.

Vía: El Heraldo
Por: Rosember Anaya