¡Jegua son nuestras raíces! Tenemos que saber de dónde venimos: Alcalde de Caucasia

601
Puerto de Jegua, Villa de san Benito de Abad, Sucre.
-Anuncio-

La travesía de la Hermandad del pueblo de Caucasia para buscar sus raíces, fue un viaje de placer el día 11 de marzo desde las 5:00 am. El destino Jegua, un caserío a orillas del Rio San Jorge, perteneciente a la Villa de San Benito Abad, con unas características sociales, económicas y culturales especiales muy parecidas. Se atravesó esa sabana florida, agradable, con mucho pasto, con olores a guayaba, pero también a rocío y hasta estiércol de res. Desde la ventana el urbanismo de centros como La Apartada, Buena Vista, Planeta Rica, Pueblo Nuevo, El Viajano, La Ye, Sahagún, Chinú, Sampués, El Roble, La Oreja del Mango, Las Tablitas, hasta llegar a la Villa de San Benito, describía la calidez de una raza y como el desarrollo algunas veces se asoma y en otras es medroso.

La Villa es un referente religioso mundial: La devoción hacia el Milagroso impacta positivamente al visitante, por eso es importante escuchar el oficio religioso y hablar con el Santo Cristo. Jegua está distante 7 Km de la cabecera, pueblo de pescadores y actividades afines, de 120 casas y 700 habitantes, que según investigadores es milenario, pero en el presente ninguno de sus habitantes conoce su rica historia.

Tiene tres calles: la del Puerto, la Central o calle larga y la de Atrás, tachonada de una arenilla suelta y mona como el vientre mismo del Rio San Jorge, en verano se riega como polvo y en invierno se vuelve pantano menudo. Conserva caserones de madera, casitas de palma cercadas de palitos o latas, una Iglesia, una cancha, dos espacios como plazoletas, un parque, familias populares como los Trucco, los Gazabón, de raíces Turcas, los Ortega, un  cementerio con tumbas palafitas y la figura del linaje de Clemente Arrieta Viloria, Don Anastasio Acosta Viloria, un abuelo de casi 100 años: verceador, decimero, poeta, que nos recrea con las historias de las mujeres que  “acolitó”.

Isidro Álvarez Jaraba, docente y escritor de la Mojana. Ante esa amnesia de Jegua con su pasado reflexiona:”En la medida en que nos reconocemos le vamos dando valor a lo que tenemos, nosotros tenemos ciénagas, tenemos ríos, tenemos toda una riqueza anfibia, cultural y natural, verme yo representado en todo eso entonces va a cambiar mi forma de pensar, no en la esperanza sino en cosas grandes. Los maestros pueden hacer el trabajo, pero los líderes también”.

Jegua recibió la delegación de Caucasia con fraternidad, mucho amor y esperanza; se olvidaron de que no tienen servicio de salud, hay un puesto abandonado; de que la escuela en mal estado tiene computadores y tablet, pero no hay internet; de que se acabó la pesca por la contaminación de los ríos; y de que, no tienen tierras para cultivar porque todo se inunda. El acto emotivo se llevó a cabo en la plazoleta del Puerto con la asistencia de visitantes y parroquianos. Vicente Delgado Gómez, ex Alcalde de Caucasia 2001-2003 y organizador del evento, se pronunció: “Yo tuve hace rato este sueño siendo Alcalde hacer el recorrido por el Cauca, el Magdalena y el San Jorge hasta llegar aquí siguiendo el camino de Clemente, pero en ese tiempo no se pudo por seguridad. Hoy estamos después de muchos traspiés celebrando la hermandad, la gratitud con la tierra de nuestro fundador. Solo espero que realicen convenios entre estos dos municipios para fortalecer el desarrollo de jegua”.

El médico Agustín Villarreal, Alcalde de la Villa de San Benito Abad, agradeció a toda la comunidad de Caucasia representada en su Alcalde, el Club de Leones, Los médicos, por hacer este homenaje a su Fundador:” Este fue un hombre de nuestras tierras, del Corregimiento de Jegua, que un día salió llegó a territorio Antioqueño y fundó a Caucasia. Me alegra por el Pacto de hermandad que suscribimos para beneficio de esta Comunidad”. El Alcalde destacó el valor histórico de Jegua, dijo que la Villa tiene 489 años y este corregimiento es más antiguo, resaltó su economía anfibia y el aporte al comercio de la Región.

Casi entrada la noche donde el misterio y la dualidad se

Alcalde de Caucasia, Óscar Suárez y alcalde Villa de San Benito de Abad, Agustín Villarreal.
Alcalde de Caucasia, Óscar Suárez y alcalde Villa de San Benito de Abad, Agustín Villarreal.

entrelazan, donde el sol caprichosamente se torna rojo y aquellos paisajes cenagosos duermen con otros sonidos y cantos, llego el turno de intervención al alcalde de Caucasia, Óscar Aníbal Suárez: “Simplemente teníamos muchas dudas especialmente los niños, por saber de dónde veníamos, quienes somos, que no somos Costeños, pero si tenemos raíces en este Municipio (San Benito) eso para nosotros es demasiado importante porque estamos redescubriendo la historia y sabemos para donde vamos. Tenemos problemas muy similares, cuenten con nosotros, quiero anunciarles a ustedes un acuerdo de hermandad: puede ser en Salud, Educación, Cultura, porque son nuestros hermanos”. El mandatario de los Caucasianos dijo que en su municipio hay un Barrio con el nombre del fundador, y se comprometió que el próximo proyecto de vivienda llevara el nombre de Villa Jegua; además, la bandera de la Villa San Benito, ondeara también en el Parque las Banderas de este municipio Antioqueño.

La materialización de esa hermandad entre el municipio de Caucasia, Antioquia, y Jegua- La Villa San Benito, Sucre, se hizo efectiva con el descubrimiento de un monumento con una placa conmemorativa que dice: “Del pueblo de Caucasia, en gratitud de su fundador Clemente Arrieta Viloria, hijo nativo del Corregimiento de Jegua. San Benito Abad, Sucre. Marzo 11 de 2017.Alli ondean las Banderas de Colombia, San Benito y Caucasia.