Amenazan a representante a la cámara y a dos periodistas en Montelíbano

317
-Anuncio-

El representante a la Cámara por el partido Liberal en Córdoba, Andrés Calle y los periodistas propietarios del diario digital Voces de Córdoba, Organis Cuadrado y Rafael Moreno, fueron amenazados mediante un pasquín que circuló en el municipio de Montelíbano, sur del departamento, supuestamente enviado por la banda criminal Caparrapos.

La amenaza surgió luego de un consejo extraordinario de seguridad, presidido por el ministro de Defensa, Guillermo Botero, en el que se hizo un análisis de la difícil situación de orden público que viven los municipios del sur del departamento donde se ha disparado la ola criminal.

En el pasquín que fue enviado a los celulares de los afectados, los declaran objetivo militar y le advierten a los pobladores que atentarán contra las personas foráneas que lleguen al municipio, prohiben a los menores estar por fuera de casa después de siete de la noche y a las motos circular por la localidad después de diez de la noche.

Seguirá denunciando

El representante liberal dijo que las amenazas podrían venir de personas interesadas en que no siga denunciando la situación de orden público en el municipio de Montelíbano, donde han sido asesinadas 17 personas en el primer mes del año.

“Desde el mes de noviembre pasado estoy denunciando el enfrentamiento entre las bandas criminales Caparrapos y Clan del Golfo, lo dijimos en la plenaria de la Cámara de Representantes, en la Defensoría del Pueblo, ante el presidente Iván Duque y ante la Ministra del Interior, pues nos preocupa que no hay presencia permanente de la Policía, pues en este municipio hay 46 unidades para 85 mil habitantes”, indicó el congresista señalando que en Ayapel hay 16 policías y en San José de Uré solo 11.

Denunció además que al alcalde de la localidad le tocó desocupar una institución educativa para poder darle alojamiento a los nuevos miembros de la fuerza pública que llegarán a reforzar la seguridad en la zona, pues no hay infraestructura para ellos.

Reiteró que Montelíbano desde las siete de la noche es un pueblo fantasma, el comercio está extorsionando, todo el mundo teme por sus vidas y el Gobierno no ha prestado atención a la situación tan grave que están padeciendo.

“Yo tengo una responsabilidad con mi región y si es necesario poner la vida en riesgo lo hago para seguir denunciando estos hechos porque nos han condenado a medio siglo de violencia”, dijo el representante, quien ha recibido el respaldo de todos los congresistas de Córdoba, de las autoridades y de su partido Liberal.

Amenaza tras amenaza

Por su parte, el periodista Organis Cuadrado indicó que no es la primera vez que lo amenazan junto a su socio Rafael Moreno, con quien ha venido denunciando la situación de orden público. Ambos tienen esquema de seguridad de la Unidad de Protección.

Cuadrado dijo que no se irá de Montelíbano porque ellos no han hecho nada malo, solo han denunciado a través de su periódico digital lo que está ocurriendo en la localidad para llamar la atención de las autoridades, como lo haría cualquier periodista responsable.

Sostuvo además que guardará las medidas de protección necesarias y que espera que las autoridades les brinden las garantías mínimas para continuar en el ejercicio profesional.

 Vía El Universal