Alcalde de Nechí fue enviado a la prisión por presunto peculado

2652
Foto: KienyKe
-Anuncio-

Por presuntas irregularidades en la ejecución de un contrato para el mejoramiento de un dique destinado a contener las inundaciones en el municipio de Nechí (Antioquia), el Juzgado 24 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento intramuros contra el actual alcalde de esa población,  Miguel Enrique Franco Menco, de 61 años de edad.

De acuerdo con la investigación adelantada en el marco del Plan Bolsillos de Cristal, en el año 2010 cuando Franco Menco se desempeñaba también como alcalde de la citada población, suscribió un convenio con el Instituto Nacional de Vías (Invías) por valor de $3.648.082.000 para el mejoramiento del Dique Colón y la construcción de algunas obras civiles, con el fin de mitigar las inundaciones invernales en el sector de La Mojana. La firma Diques 2009 fue la elegida para la ejecución de las obras, cuyo representante legal era Rubén Darío Tamayo Espitia.

Los investigadores establecieron que Invías le entregó a la administración municipal $912 millones como  anticipó del contrato y que el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea) le prestó otros $840 millones para la construcción de la misma obra. Sin embargo, culminada la administración del citado alcalde, la Fiscalía encontró que las obras solo fueron ejecutadas en un 23% con una inversión de 857 millones de pesos.  Se desconoce el destino final del dinero restante.

También se determinó que el contrato fue cedido de manera irregular a otra firma porque Tamayo Espitia fue nombrado como alcalde en una población del departamento de Córdoba.

Las presuntas irregularidades fueron denunciadas ante la Fiscalía General de la Nación en el año 2013 por la Secretaría de Hacienda del municipio.

Franco Menco fue cobijado con medida de aseguramiento por los delitos de peculado por apropiación y celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales.

La decisión de primera instancia fue apelada por la defensa ante los juzgados penales del circuito de Medellín, con funciones de control de garantías.

Fuente: Comunicaciones Fiscalía General de la Nación