Una moto, la pista que llevó al fin de peligroso cabecilla del ElN en Tarazá

556
Foto: Noticias Caracol.
-Anuncio-

El gusto de alias Guacharaco por las motocicletas de alto cilindraje fue la pista para que las autoridades dieran con su paradero y posteriormente con su muerte en un combate que se produjo en zona rural de Tarazá (Antioquia). 

‘Guacharaco’, de nombre Yovanni Bello Olivero y también conocido con el alias de Fabián, era un cabecilla del Eln, señalado de múltiples homicidios en el Bajo Cauca y el Nordeste antioqueño y con más de 20 años de trayectoria criminal.

Tropas de la Séptima División del Ejército, en una operación conjunta con la Policía y la Fiscalía y la Fuerza Aérea, llegaron hasta zona rural de Tarazá (Bajo Cauca) y vieron una motocicleta de alto cilindraje poco común en el sector. Labores previas de inteligencia les permitieron establecer el gusto de ‘Guacharaco’ por este tipo de motos, por lo cual se convirtió en una pista para dar con su paradero.

De acuerdo con la información de las autoridades, estas motocicletas eran usadas por el cabecilla para huir de las operaciones militares y la presencia de la Fuerza Pública en la zona.

Dentro de las excentricidades de alias Guacharaco estaba una motocicleta de alto cilindraje empleada para huir ante la presencia de fuerza pública. Este elemento fue vital para q las tropas tuvieran la certeza absoluta sobre la presencia del criminal.

Al ver la motocicleta, los militares organizaron un despliegue táctico que terminó en combate. En este fallecieron alias Guacharaco y uno de sus hombres de confianza, quien aun no ha sido identificado. Este sería el jefe de seguridad del cabecilla, según explicó el general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército.

Asimismo, además de la moto, fueron incautadas un arma larga, una arma corta, munición de diferentes calibres, equipos de comunicaciones y material de intendencia.

¿Quién era alias Guacharaco?

‘Guacharaco’ o ‘Fabián’ empezó como guerrillero raso en el Eln y pasó por dos de sus subestructuras: ‘Compañero Tomás’ y ‘Tarazá’, de la cual era el actual cabecilla.

Es señalado de por lo menos 10 asesinatos en los últimos cinco años en el Bajo Cauca y el Nordeste de Antioquia. Además, estaría encabezando alianzas criminales con ‘Los Caparros’ y las disidencias de las Farc, para la coordinación de rentas ilícitas derivadas del narcotráfico, la extorsión y la explotación ilícita de yacimientos mineros. 

El general Ramírez indicó que este hombre planificó y lideró ataques contra la Fuerza Pública el año pasado, en el corregimiento Puerto Valdivia, que dejaron siete policías heridos y dos muertos. 

Asimismo, era el responsable de ataques contra la infraestructura del Estado, como la incineración de más de 18 vehículos en los últimos dos años, entre Yarumal (Norte) y Caucasia (Bajo Cauca). También era el jefe de las extorsiones y secuestros en el área del Bajo Cauca. 

Vía El Tiempo.