Bajo Cauca antioqueño, entre la pobreza y el olvido

1477
Foto: Semana.
-Anuncio-

A los seis municipios que comprenden la subregión antioqueña del Bajo Cauca los aquejan las dificultades financieras de las administraciones locales, situación que redunda en pobreza para el grueso de habitantes.

El territorio, limítrofe con el departamento de Córdoba, y con una extensión de 8.485 kilómetros cuadrados, 13,5 % del área de Antioquia, presenta déficit financiero de funcionamiento en sus poblaciones y riesgo de incumplimiento de la Ley de Gastos (617), por parte de cinco alcaldías.

Esas dificultades en las finanzas fueron advertidas por el Departamento Administrativo de Planeación (DAP), en su informe actual sobre viabilidad fiscal y financiera de los municipios antioqueños.

En cuanto al déficit de funcionamiento, que tiene que ver con los recursos que atienden las necesidades propias del ente territorial para cumplir a cabalidad con las funciones consagradas en la Ley, el análisis revela que la subregión supera los $24.391 millones de saldo negativo.

Nechí, el más grave

Pero las dificultades en el Bajo Cauca también pasan por el manejo de los recursos de libre destinación – que tienen que ver con los gastos de funcionamiento (Ley 617) -donde Planeación reporta la superación del tope máximo por parte de Nechí y el riesgo de incumplir de otras cuatro administraciones (ver infografía).

Según Juan Esteban Villegas, diputado e integrante de la comisión de Presupuesto de la Asamblea, el municipio de Cáceres cumplió la llamada ley de topes en gasto en 2017, pero su indicador quedó en 78,5 % sobre 80 % (el permitido). Zaragoza, agregó, tuvo un indicador de 79, 62%.

“A Nechí se le viene advirtiendo que tiene que establecer correctivos, pero no lo ha hecho. Está obligado a revisar su estructura burocrática y los gastos”, señaló.

La de Nechí, es la situación más crítica del Bajo Cauca, dijo la directora de Planeación de Antioquia, Ofelia Elcy Velásquez, pues aunque cumplió la Ley 617 en 2016, no lo ha hecho en 2008, 2010, 2015.

“No lleva 3 años consecutivos incumpliendo, pero si fuera así es facultad exclusiva y directa de la Asamblea considerar que pierda la condición de municipio y los adhiere directamente a otra localidad quedando en calidad de corregimiento”, explicó.

EL COLOMBIANO buscó una respuesta del alcalde de ese municipio sobre los malos indicadores fiscales, pero no hubo respuesta.

Entre tanto, Óscar Aníbal Suárez, alcalde de Caucasia, reclamó por el abandono de los gobiernos Departamental y Nacional a la región.

“El Bajo Cauca es la región más pobre y más atrasada de Antioquia. Por eso pedimos al Departamento y a la Nación dar un tratamiento especial en la lucha contra la pobreza. La única forma para eso es la generación de empleo, por ejemplo, en proyectos forestales y agrícolas”, apuntó.

Suárez indicó que la Cámara de Comercio de la región, tiene 3.800 comerciantes inscritos en Caucasia, que deben tributar, pero la mayoría de estos negocios son pequeños o empresas de ganadería que generan poco empleo.

“De ingresos corrientes recibimos $8.000 millones, en promedio, y gastamos 6.000 en funcionamiento, nos quedan 2.000 para educación, salud, infraestructura, donde tenemos más de 300 km de vías terciarias para arreglar. Eso no alcanza para nada”, concluyó.

Vía EL Colombiano