Víctimas de Ituango y Anorí accederán a medidas de reparación

198
Foto: Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas
-Anuncio-

Con el fin de garantizar el acceso a las medidas de registro, asistencia humanitaria y reparación integral, 605 víctimas del conflicto se beneficiaron de las jornadas de atención integral en los corregimientos de Santa Rita (Ituango) y Charcón (Anori).

La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas participó junto a las Alcaldías locales y otras instituciones de la intervención que benefició a población afectada por el conflicto en estas dos zonas rurales apartadas en Antioquia.  Durante las jornadas se atendieron a 400 víctimas en Santa Rita y 205 en Charcón. Muchas de ellas procedían de veredas a dos y tres horas de camino.

Jorge Mario Alzate, director de la Unidad para la Atención y Reparación a Víctimas en Antioquia, destacó “la documentación de hechos victimizantes, la notificación de inclusión o no en el Registro Único de Víctimas, la caracterización de las familias que presentan carencias y mínimos de subsistencia para la entrega de ayuda humanitaria para las más vulnerables”.

El funcionario explicó que avanzar en la documentación y caracterización de la situación de estas familias afectadas por el conflicto “da acceso a ruta individual de reparación, que facilita medidas que van desde la asistencia humanitaria, la recuperación emocional y la indemnización económica”.

Estas comunidades fueron priorizadas por su lejanía y debido al conflicto armado que durante décadas impidió la presencia de las instituciones del Estado a favor de sus habitantes. La jornada en el corregimiento Santa Rita de Ituango es la primera de este tipo que se realiza en esta zona que fue fortín de las Farc, tras la salida de esta guerrilla para su desmovilización.

Además de la orientación a las víctimas, la población se benefició de atención en salud, trámite de documentos de identidad por parte de la Registraduría Nacional y otros servicios de las alcaldías como inspecciones de Policía y comisarías de familia.

Ituango y Anorí son dos de los municipios priorizados por el Gobierno en la etapa de posconflicto, por lo que serán epicentros de intervenciones y planes para impulsar la inclusión social, la reconstrucción de la infraestructura física, económica y de tejido social en medio de la solución al conflicto armado.