Oro Legal y Ocensa, socializan proyecto apícola para madres cabeza de familia de Caucasia

394
Oro Legal y Ocensa socializan proyecto apícola para madres cabeza de familia de Caucasia
-Anuncio-

El Programa Oro legal de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Fundación Oleoductos de Colombia socializaron en la Vereda Cacerí del Municipio de Caucasia el proyecto apícola que arrancó la fase de implementación.

USAID y Oleoducto Central S.A (Ocensa) unieron esfuerzos y recursos para apoyar a 25 madres cabeza de familia quienes tienen la producción de miel como alternativa de ingreso; el objetivo es el de mejorar y aumentar en 25 el número de colmenas de cada de ellas, las cuales le producirían alrededor de 35 kilogramos (miel/ colmena /mes) lo que les representaría a cada una un promedio de 1,5 salarios mínimos mensuales.

Sandra Patricia Márquez, Representante Legal de la Asociación de Productores de Cuturú (Asocuturu) Deyanira
Sandra Patricia Márquez, Representante Legal de la Asociación de Productores de Cuturú (Asocuturu)
Deyanira

Para Sandra Patricia Márquez, Representante Legal de la Asociación de Productores de Cuturú (Asocuturu) el proyecto se convierte en una alternativa viable para una región que necesita mirar otras actividades diferentes a la pequeña minería.

“Este proyecto me gusta mucho porque es un producto que tiene fácil salida y deja una rentabilidad económica; es una buena alternativa para reemplazar la pequeña minería que cada vez es más difícil de realizar; además, la apicultura es una actividad aliada del medio ambiente”.

Deyanira Pulido Camacho, líder de la comunidad y Representante Legal de la Corporación Corazones Verdes destacó el apoyo que reciben de las entidades como USAID y OCENSA.

Deyanira Pulido Camacho, líder de la comunidad y Representante Legal de la Corporación Corazones Verdes
Deyanira Pulido Camacho, líder de la comunidad y Representante Legal de la Corporación Corazones Verdes

“Es muy importante lo que están haciendo las entidades al apoyar a las comunidades especialmente a las mujeres porque la realidad es que hay pocas oportunidades laborales y mucho desempleo, luego es una gran ayuda para la región. La apicultura no exige dedicarle todas las horas del día, lo que nos permite realizar otras actividades y estar pendiente del hogar”.