Menores de edad arremetieron con piedras y botellas contra Estación de Policía de Nechí

683
Qué está pasando en Nechí? Incidentes entre la Policía y la Población Civil
-Anuncio-

En la noche del pasado 24 de diciembre de 2016, el orden público del municipio de Nechí se vio alterado, según declaraciones del Teniente Coronel Alexander Díaz, Agentes de la Policía atendían una riña que se presentaba en la zona rosa del municipio, cuando de repente comenzaron a ser agredidos por un grupo de personas, por lo que los uniformados debieron escudarse en la estación de policía, sitio al cual llegaron, niños, niñas y jóvenes a arremeter con piedras y botellas.

Al hospital del municipio luego de los desórdenes habrían llegado algunos uniformados heridos, menores de edad y algunos adultos que se sintieron afectados por los gases lacrimógenos lanzados por los Policías para retener al gran número de menores que perturbaban el orden. El humo se habría esparcido en el aire, llegando incluso al parque ubicado frente a la iglesia municipal, donde para el momento del incidente se encontraban muchas personas.

En los últimos años se han presentado varios incidentes entre la fuerza pública y la población civil, dejando como resultado personas heridas y hasta un joven muerto. El último se habría presentado en un sector del municipio, donde llegaron los uniformados a incautar un escopeta que se encontraba dentro de una casa, un agente debió lanzar varios disparos al aire luego de que la familia del implicado se negará a permitir el procedimiento y empezará a remeter contra la Policía.

Asociaciones de jóvenes, líderes sociales, empresarios del municipio y demás habitantes, se muestran preocupados por estos casos, manifiestan la necesidad de emprender procesos con estos jóvenes que según lo expuesto en redes sociales, han empezado a temprana edad con el consumo de licor y demás sustancias psicoactivas, realizando actos en contra del bien común, la convivencia y la seguridad.

Por su parte y en un hecho para destacar se convirtió el comportamiento de la comunidad en la noche del 31 de diciembre del 2016, donde todo transcurrió en completa calma, y donde por notificación de la Alcaldía Municipal, los uniformados acompañaron a la retención de motocicletas, las cuales tenían prohibida la circulación.