Jhon Jader Molina, el Gato Atrevido que busca un nuevo amanecer en el Bajo Cauca

1401
Jhon Molina, un gato atrevido
-Anuncio-

Jhon Jader Molina Pérez, es un Artista y cantante del municipio de Caucasia, un hombre anfibio propio de la región del Bajo Cauca antioqueño, defensor de la vida y el ambiente, amante de su río Cauca, hijo de campesinos ribereños, pescadores y agricultores.

Desde los primeros años, Jhon se interesó por la música, es su pasión y desde entonces lo tiene como su forma de vida, participó en el factor X como Área 51 en el año 2005, en el 2006 fue llamado para los Factorazos quedando en primer lugar por medio de votaciones por mensaje de texto de los televidentes, su nombre artístico es el Gato Atrevido, atrevido porque es quien se ha interesado por romper esquemas, rescatando los ritmos propios de la región como es la Tuna Tambora (propia de la región del Bajo Cauca, según historiadores este estilo de música viene del África y se asentó inicialmente en Río Viejo, corregimiento de Caucasia y en el municipio de Cáceres).  En una mezcla con Modock, genéro urbano propio de San Andrés Islas.

Para escribir su más reciente sencillo, Un Nuevo Amanecer, se inspiró en la Isla de San Andrés, cuando se encontraba en condición de desplazado en el año 2009.

“mi forma de vida de hombre anfibio, de río, fueron arrebatadas y amoldadas al estilo de vida isleño, paso el tiempo y en año 2011 me llamó un amigo, me comentó el asesinato de un amigo en común, los recuerdos me llevaron hasta mi tierra, me traslade al puente Carlos Lleras Restrepo, testigos de tantos cuerpos que en las silenciosas aguas del río Cauca pasan por el lugar, en el pensamiento baje mi mirada hacia el río Cauca, vestido de color sangre, se me salieron las lágrimas en ese momento, y dos lágrimas que cayeron aclararon el agua y una voz dijo: ya falta poco, lleva el mensaje”. Expresó a MiRegión360 el artista.

Las letras plasmadas en esta canción son las líneas del primer proyecto audiovisual de largometraje, inspirada en una historia de la vida real de miles de familias que a lo largo del conflicto armado, han tenido que perder a sus seres queridos.

En estas líneas se identifican las miles de víctimas que ha puesto, los habitantes ribereños del río Cauca, que por sus condiciones estratégicas de recursos naturales y  minerales,  zona adecuada para el cultivo de plantaciones ilícitas se vuelve un área especial para los grupos armados en conflicto.

Quien no conoce su historia está condenado a repetirla, por esto es necesario visibilizar y recordar nuestros muertos, el mensaje de esperanzas, de un futuro mejor, permite a quien escucha esta canción y a quien futuramente vea el largometraje, encontrarse consigo mismo, que le permite perdonar y reconciliarse con su vecino y alcanzar la paz, para ver los niños correr con las calles con tranquilidad, sin miedo a una bala perdida, en el momento de algún asesinato, hoy nuestra región está más tranquila.