Fredy Sierra, por el rey de reyes en Valledupar

234
Fredy Sierra, Rey Vallenato en el año 1995. Foto: Evaristo Perez
-Anuncio-

Promediaba el medio día, la mayoría de los Periodistas, Comunicadores y trabajadores de medios de Caucasia, estábamos reunidos en un Club Social muy conocido ubicado en las afueras de Ayapel, Córdoba, a orillas de esa maravilla natural: la Ciénaga del mismo nombre, atendiendo una invitación del Alcalde Óscar Suárez, celebrando el día del Periodista. Historias, anécdotas, chistes y hasta remembranzas, distraían la atención

Ismael Zuleta, cantante vallenato. Foto: Evaristo Pérez
Ismael Zuleta, cantante vallenato.
Foto: Evaristo Pérez

de los presentes; tres personas pasaron desapercibidas entre el grupo y la piscina azul de aguas tranquilas rumbo a un mirador de cristal que deja ver la inmensidad del paisaje y la magia del agua, el aire, el verde escondido y el sol que lo abrazaba todo.

La imagen fue muy fugaz y me dejo una duda, me incorporé y seguí los intrusos, toda mi atención estaba puesta en un hombre Maduro, ya con unos kilos demás, camisa azul y blanca con rayas verticales y horizontales, una cachucha y camándula brillante en el pecho. Los saludé, me presenté y… no estaba equivocado: era Fredy Sierra, el primer Rey Vallenato que tuvo Córdoba en el año 1.995, Nacido en Sahagún, pero adoptado por el Alto San Jorge, Alto Sinú, Bajo Cauca y toda la Sabana.

Con este juglar de 56 años, 40 dedicados a la música vallenata, y que el Folclor lo ha hecho culto, hablamos de sus proyectos: “Yo soy un músico las 24 horas, mi propuesta de vida es el vallenato, ahora tengo un trabajo con varios cantantes: Ivo Díaz, Ismael Zuleta, Eduardo Cardeña, Silvio Brito, Elías Rosado, y otros invitados. Pero en este momento la mente está fijada en el Rey de Reyes en Valledupar del 25 al 30 de abril”. Ismael Zuleta, su cantante que lo acompaña entra en escena: “Estamos haciendo un recorrido por todo el Departamento buscando más que el apoyo personal, el calor humano vital en una competencia tan importante”.

El Rey siente un compromiso, su vena cultural está en un punto óptimo para no ser sorpresa sino realidad: “la preparación ha sido a conciencia, mostrar las condiciones que tenemos fruto de la madurez de 22 años de haberme coronado Rey en Valledupar y la experiencia de haber participado en dos Rey de Reyes, 1.997 y 2007”.Ismael Zuleta, otra vez interrumpe con voz de apoyo a este obrero de la música: “Nosotros tenemos la convicción de las condiciones de Fredy Sierra, vamos a ganar decir lo contrario es empezar perdiendo. Esta vez hemos tenido una preparación exhaustiva y consiente, teniendo en cuenta lo difícil de la competencia por varias razones: primero por las distancias que cubrir, los gastos y la condición y la calidad de los participantes; pero sabemos que Fredy es uno de los opcionados y así lo dice la prensa especializada”.

Dejamos el tema de la competencia, hablamos del futuro del vallenato, de la salvaguarda que le ha dado la UNESCO al folclor, y nos sintonizamos en puntos que para algunos son discordantes, tabúes o prohibidos; porque el vallenato más que una música tradicional donde convergen lo mítico, las vivencias humanas y naturales, es una doctrina de ritmos, poemas, relatos y cultura propia para blindar y conservar. El vallenato ha evolucionado, es una realidad, pero ¿cómo ha sido ese impacto? Fredy Sierra, nos da luces: “La evolución existe desde el inicio de la humanidad, lo que pasa es que no hay que perder la esencia, conservar las manifestaciones culturales, lo tradicional; en eso, la música vallenata conserva las raíces en el trascurrir de estos 40 años. Cuando apareció el Binomio de Oro, se le llamó Nueva Ola, y se decía que estaba degenerando el vallenato, pero después se posesionó bien porque esta agrupación conservó las raíces. El consejo a las nuevas generaciones es conservar la esencia de la música Valllenata”.

Fredy Sierra busca el Rey de Reyes, depende de sus condiciones y preparación. La música vallenata busca mantenerse inmaculada en sus tradiciones: depende de músicos, compositores, cultores, la industria, promotores y los medios de comunicación. Que Dios nos ayude a todos.Evaristo