Bajo Cauca en la lupa de la Fiscalía

3726
Fiscal General de la Nación en Caucasia
Foto: Luis Santiago Oyola
-Anuncio-

En la reciente visita sorpresa del Fiscal General de la Nación, Néstor  Humberto Martínez, a la Capital del Bajo Cauca, recibió denuncias de líderes sociales y derechos humanos, sobre la problemática de orden público y corrupción en la zona.

El Director del ente acusador, escuchó atento las declaraciones  de líderes sociales y políticos entre los que se encuentra Leiderman Ortiz Berrío, unas de las personas que ha venido haciendo graves denuncias de hechos de Corrupción en la región: “La reunión que tuve con el Fiscal General fue para exponer la problemática que hay en el Bajo Cauca, sobre BACRIM, nexos entre la Clase Política y éstas Bandas, de la cual el Fiscal quedó muy sorprendido de la situación y las anomalías que afectan a la Región”. Expresó Leiderman.

El Fiscal General, ante las declaraciones se comprometió a volver al municipio de Caucasia, y puntualizó: “Hemos priorizado los delitos contra la administración pública en varios de estos municipios; Caucasia, Ituango y El Bagre. Tenemos evidencias importantes en algunos casos, hemos pedido la cooperación de la ciudadanía en otros, y lo que pueden tener la certeza los habitantes en el caso de Caucasia es que las denuncias que se nos han formulado van a ser tramitadas directamente desde la Dirección Nacional Anticorrupción de la Fiscalía General, y podremos ofrecer adelantos muy pronto en algunos casos que son emblemáticos por ejemplo la Biblioteca Pública de este municipio”.

Según información que maneja la Fiscalía y como lo expresó el fiscal en Caucasia, “en Ituango las bacrines estarían reclutando a guerrilleros de las Farc que son disidentes para que trabajen con ellos con un salario de $1’800.000”

El Fiscal se mostró preocupado con el crecimiento de las bandas criminales en la zona, el tráfico de drogas, los cultivos ilícitos, y la minería ilegal, con la entrada de ciudadanos brasileños trayendo maquinaria pesada que introducen ilegalmente por el sur del País con la permicidad de las autoridades Militares y de Policía.